La empatía

Empatía, mimetización, simpatía e interés empático

Neuronas-Espejo

Si algo nos caracteriza como seres humanos, diferentes al resto de las especies, es nuestra capacidad de compartir estados emocionales.  Atribuir estados mentales, compartir creencias, predecir intenciones, ser compasivos, mostrar altruismo o simpatía son rasgos que nos definen.

La empatía se diferencia de otros componentes que conforman la cognición social, especialmente por el carácter eminentemente compartido, siendo una respuesta afectiva a estados mentales directamente percibidos, imaginados o de sentimientos inferidos por otra persona (Ruggieri, 2013).

Otros componentes se relacionan con la empatía, pero no son auténtica empatía. El contagio emocional es como una “empatía primitiva” en la que las emociones del otro se toman de forma involuntaria e inconsciente; la mimetización es una especie de sincronización afectiva, una conducta automática, igual que la anterior, en la que los individuos sienten pero están perdidos en sí mismos, sin auténtica comprensión del otro. Simpatía, compasión e interés empático carecen igualmente de sentimientos compartidos entre las personas involucradas.

La auténtica empatía es aquella en la que los sentimientos de las personas se encuentran e involucran; las emociones se entrecruzan y se reflejan en una verdadera comprensión, una auténtica captación del afecto del otro.

Autora: África Brasó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s