Procesos de recuerdo y recuperación de la memoria: generalización del aprendizaje


La información está disponible en la memoria, almacenada de forma relativamente permanente, el problema es encontrar señales efectivas que disparen ciertas conexiones en el proceso de recuperación.

En el área educativa y en todo lo que concierne al aprendizaje, especialmente en el ámbito académico, son de indudable importancia procesos psicológicos básicos como la atención o la memoria, a los que cabe añadir la motivación y la emoción, estos últimos cada vez más considerados por la mejora que supone incorporarlos tanto a nivel curricular, como en programas preventivos y de intervención.

El ser humano dispone de un Sistema Nervioso capaz de detectar cambios en el ambiente y estos repercuten en la conducta como consecuencia del aprendizaje. La psicología cognitiva, junto a los estudios de la neurociencia y la neuroimagen han permitido un estudio cada vez más pormenorizado del funcionamiento del ser humano, de los procesos psicológicos y de su desarrollo. Estos avances han supuesto una cada vez mayor capacidad de comprensión, predicción e intervención para lograr un óptimo funcionamiento de las personas.

Una de las áreas que mayor interés ha generado es el estudio de la memoria. La función de la memoria es codificar, almacenar y recuperar información. No codificamos todo aquello que percibimos, dado que el mundo exterior contiene más información de la que nuestro Sistema Nervioso es capaz de codificar. Solo una parte de esa información, a la que atendamos de forma preferente, pasará a formar parte de nuestros recuerdos, quedando almacenada en el cerebro.

La investigación sobre los procesos de recuperación de la información almacenada en la memoria entró en el campo de la psicología experimental de la memoria con Tulving. Se cree desde entonces que la información está disponible, pero no siempre es posible acceder a ella. De los resultados obtenidos en las investigaciones de Tulving y Osler (1968) surgió el concepto de señal de recuperación. Se observó que cuando en el proceso de memorización de una lista de palabras, se utilizaban asociados débiles (p. ej., campana – iglesia) la recuperación de la lista de palabras en el proceso de recuerdo era más efectiva si iba acompañada de los asociados débiles en la fase de codificación, facilitando el recuerdo posterior.

Según la teoría de la especificidad de la codificación desarrollada por estos autores, en una tarea de recuerdo el conocimiento se facilitará cuando las condiciones coincidan, y estén presentes, tanto en la codificación como en la recuperación. En otras palabras, la información está disponible en la memoria, almacenada de forma relativamente permanente, el problema es encontrar señales efectivas que disparen ciertas conexiones en el proceso de recuperación.

De lo anterior se desprende la importancia de generar un contexto enriquecido en el ámbito académico, especialmente a nivel de transfer o generalización del aprendizaje a otros contextos. Facilitar atmósferas y ambientes enriquecidos, incluyendo información más allá de la estrictamente académica, promoverá una mayor integración y transferencia del aprendizaje a otras situaciones generando un aprendizaje significativo.

Referencias:

Tulving, E. Y Osler, S. (1968). Effectiveness of retrieval cues in memory for words.

Journal of Experimental Psychology, 77, 593-601.

Autora: África Brasó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s