Ira

La ira es una de las 5 emociones básicas. Está vinculada a la hostilidad (componente cognitivo) y a la agresión (componente conductual).

Estos tres componentes, hostilidad (pensamiento), ira (emoción) y agresividad (conducta) forman parte del patrón de conducta Tipo A (PCTA), íntimamente relacionado con la enfermedad coronaria.

¿Has recibido críticas por cómo gestionas la ira?

  • ¿Te sientes embotado afectivamente tras un episodio de ira desencadenada por algo pequeño?
  • ¿Sientes como tu ira aumenta de 0 a 100 sin aviso?
  • ¿Haces comentarios sarcásticos y tiendes a ser directo con la gente porque tu temperamento es difícil?
  • ¿Te han acusado alguna vez de ser una persona pasivo-agresiva?
  • ¿Te sientes culpable o avergonzado por tu comportamiento estando enfadado?

Aprender a manejar tu ira puede ayudarte a:

  • Reconocer los desencadenantes / precipitantes de la ira.
  • Aprender a tomarte un tiempo fuera.
  • Expresar tus pensamientos y sentimientos asertivamente.
  • Generar un espacio para la emoción de ira sin que se vea afectado el comportamiento.

¿Por qué es importante aprender a manejar la ira? 

Tener explosiones de ira puede tener un impacto negativo en la autoestima. Se pueden perder amigos, el trabajo e incluso relaciones familiares.