preguntas frecuentes

A continuación se da respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el proceso de psicoterapia individual. Si no encuentra respuesta a alguna pregunta que se haya podido plantear, puede llamarme o escribirme al formulario de contacto.

¿Qué hace un psicólogo?

Un psicólogo es un profesional de la salud mental y emocional autorizado que cuenta con una extensa formación a nivel universitario para la evaluación y el tratamiento de los problemas psicológicos. Los psicólogos están capacitados para ofrecer asesoramiento y psicoterapia con métodos y técnicas eficaces para ayudar a las personas a entenderse mejor a sí mismas, reducir su dolor psicológico, mejorar las relaciones con los demás, ser más productivos en sus vidas e incrementar los sentimientos de bienestar. Un psicólogo es un experto en procesos psicológicos y en proporcionar intervenciones terapéuticas con base científica para ayudar a las personas a realizar cambios positivos en sus vidas.

¿Cómo puedo saber si necesito psicoterapia?

No es necesario un diagnóstico formal para beneficiarse del asesoramiento o la psicoterapia. Un proceso terapéutico puede ayudarle a entenderse mejor, ver las cosas desde nuevas perspectivas o descubrir nuevas formas de relacionarse con los demás. La psicoterapia también puede ser beneficiosa si está experimentando sufrimiento emocional, si no se ve capaz de alcanzar objetivos como sabe que podría, o si personas cercanas le han expresado preocupación por cómo le ven. Por supuesto puede ayudarle si sufre algún trastorno diagnosticado como depresión, ansiedad generalizada, ansiedad social, etc.

  • Depresión o distimia
  • Ansiedad, estrés
  • Preocupación excesiva, ansiedad generalizada
  • Timidez, fobia social
  • Miedos específicos, fobias
  • Problemas de relación
  • Manejo de la ira
  • Agorafobia
  • Ataques de pánico
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Crisis vitales
  • Baja autoestima
  • Adicciones (tabaco, alcohol, internet, comida)

¿Cuántas sesiones son necesarias?

La duración de la terapia individual depende de las necesidades, la motivación, los recursos disponibles y los objetivos trazados. En general un proceso de psicoterapia oscila entre 10 y 15 sesiones. Para determinar la duración es importante considerar:

  • Cronicidad del problema antes de solicitar ayuda profesional.
  • Objetivos propuestos y complejidad de los mismos.
  • Motivación para trabajar por la consecución de sus metas y objetivos.
  • Recursos y fuentes de apoyo disponibles.

En todo proceso psicoterapéutico tienen lugar altibajos, avances y retrocesos. Puede que haya sesiones que se perciban de gran utilidad y otras no tanto. Lo más importante es sentir que se camina en la dirección correcta.

La psicoterapia se puede comparar a plantar semillas en un jardín. Si se está pendiente de él cada quince minutos apenas notará cambios. Sin embargo con el tiempo los cambios serán significativos.

¿Cuánto dura una sesión?

Las sesiones duran unos 45-50 minutos aproximadamente, con una periodicidad semanal. Serán más frecuentes o más espaciadas en función de las necesidades de cada persona. El formato tipo es de una vez por semana, ya que se considera que ha habido tiempo suficiente para la reflexión de lo tratado y/o para la realización de las tareas pautadas. Demasiado tiempo es contraproducente porque requeriría toda una sesión para actualizar la información de lo ocurrido en ese periodo perdiendo eficiencia.

¿Es confidencial lo que yo explique en el tratamiento?

Los psicólogos estamos obligados por Ley y por nuestro Código Deontológico a mantener el secreto profesional y, por lo tanto, a ofrecer una garantía total y absoluta de confidencialidad. Ninguna información puede ser divulgada sin el previo consentimiento del cliente o en el caso de una emergencia. Las excepciones al secreto profesional, cuya divulgación es necesaria, pueden incluir: 1) Menores de edad, cuyos padres / tutores legales quieran tener acceso a la información recabada. 2) Riesgo de peligro inminente, como el suicidio, la muerte o lesiones graves a una persona o terceros. 3) Ser conocedor o sospechar de la existencia de abusos o descuido de un niño o adulto mayor. 4) Cuando la ley exija colaborar con la justicia.

¿Qué hago si no me gusta la psicoterapia?

La psicoterapia puede resultar un proceso difícil para el que no todo el mundo está preparado. Requiere motivación y esfuerzo por parte del cliente. De hecho, el éxito de la terapia depende del propio cliente en un 55%. Si una persona tiene preocupaciones acerca de la terapia debe hacérselas saber a su psicólogo lo antes posible.

¿Qué ocurre si todavía no sé si la psicoterapia es adecuada para mí?

Asistir a psicoterapia es voluntario. Si considera que no es adecuada para usted o que no le está resultando útil, puede suspender el tratamiento en el momento que lo desee.